He visto, y he creido. He visto belleza surgiendo de una sola mirada. He visto, y por ver, he perdido.

He perdido lo que tan secretamente he querido. Y quizás no fueses tú, pero quizás lo fueses. Y tu no sabes nada, y no lo sabrás ya nunca. Porque he creido, y te he perdido.

Fugaz, fue fugaz, siempre lo es. Una mirada, un saludo, un guiño. Y si se te escapa, lo pierdes. Viniste sin hacer ruido, a penas pediste permiso. Y con un solo gesto, me volviste momentáneamente loco.

Y qué locura más dulce. Pero cuando terminó, que cordura más dolorosa me devolviste. Y todo esto ocurrió en apenas unos segundos. Pero así funciona este juego. Y desde aquí me doy por vencído. No quiero jugar a este juego. Porque una vez creí, y por ello, he perdido.

Si apareces por mi lado... me pregunto si volveré a creer. Y ojalá lo olvide pronto, y me acostumbre a esta vida... sosa, insulsa y vanal... en la que daría todo por volver a esos dos segundos...

...dos segundos, en los que he visto, he creido... y he perdido.

0 Criaturica/s: