Todo a mi alrededor son caras conocidas. Lugares y caras desgastadas. Oculto mi cabeza, porque quiero ahogar mi dolor. Para mí no hay mañana. No hay mañana.

Y me parece gracioso, a la par que triste, que los sueños en los que estoy muriendo sean los mejores que jamás tendré.

Y me parece dificil decirtelo, me parece dificil aceptar, que la gente corre en círculos, y que este, es un loco, muy loco mundo.

0 Criaturica/s: